1.- LOS LUCHADORES

Art I

1.1- Se considera luchador a aquel que se encuentra en posesión de la Licencia que como tal expide la Federación de Lucha, solicitada personalmente o a través de su Club, por medio de su Delegación correspondiente.

1.2- El Luchador de Lucha Leonesa tendrá siempre carácter de aficionado para todo los efectos.

1.3- Todo luchador para suscribir licencia deberá pasar reconocimiento médico según la normativa vigente. Si es menor de edad, deberá poseer la autorización del Padre o Tutor.

1.4- La firma de la Licencia constituye declaración expresa de cumplir el presente reglamento.

1.5- Debido a la edad de los luchadores, se establecen tres categorías:
a) Categoría Infantil, de nueve a catorce años, inclusive.
b) Categoría Juvenil, de quince a dieciséis años, inclusive
c) Categoría Senior, de dieciocho años en adelante, pudiendo participar en competiciones deportivas juveniles en su último año.

1.6- En la Categoría Senior, habrá tres pesos. estos se denominarán:
a) Ligeros, hasta sesenta y seis kilogramos.
b) Medios, de sesenta y seis kilogramos y un gramo a setenta y seis kilogramos.
c) Pesados, de setenta y seis kilogramos y un gramo en adelante.

1.7- En la Categoría de Juveniles, habrá cuatro pesos. Estos se denominarán:
a) Semiligeros, hasta cincuenta kilogramos.
b) Ligeros, de cincuenta kilogramos y un gramo a sesenta kilogramos.
c) Medios, de sesenta kilogramos y un gramo a setenta kilogramos.
d) Pesados, de setenta kilogramos y un gramo en adelante.

1.8- En la Categoría de infantiles, habrá cuatro pesos. Estos se denominarán:
a) Infantil A, hasta treinta y cuatro kilogramos.
b) Infantil B, de treinta y cuatro Kilogramos y un gramo a cuarenta y cuatro Kilogramos.
c) Infantil C, de cuarenta y cuatro Kilogramos y un gramo a cincuenta y cuatro Kilogramos.
d) Infantil D, de cincuenta y cuatro Kilogramos y un gramo en adelante.

1.9- Todo Luchador con Licencia vigente tiene las siguientes obligaciones:
a) Someterse a la disciplina deportiva de su Club, participando en sus entrenamientos y competiciones, aportando su máximo esfuerzo a la consecución del triunfo.
b) Conocer cuantas disposiciones y normas emita la Federación y Delegación correspondiente.
c) No alinearse en otro Club, sea federado o no, sin autorización escrita de su Club y visto bueno de su Delegación.
d) Acatar lo dispuesto por el entrenador y el Capitán del Equipo durante la celebración de encuentros o entrenamientos por equipos.

1.10- El Luchador cuenta con los siguientes derechos:
a) Libertad para suscribir Licencia.
b) Derecho a participar en competiciones individuales que se convoquen de libre inscripción


2-LOS CLUBES O AGRUPACIONES

Artículo II
2.1.- Constituye un Club a los efectos contenidos en el presente Reglamento toda Asociación Deportiva con sus Estatutos aprobados e inscritos en el Registros de Clubes, Agrupaciones y Federaciones Deportivas de la Comunidad Autónoma de Castilla y León y en la Federación territorial de Lucha a través de las Delegaciones Provinciales correspondientes.
2.2.- Su no participación en competiciones oficiales por Clubes o Equipos durante dos temporadas consecutivas traerá consigo la pérdida de sus derechos como tal, salvo que no tenga suficientes Luchadores para formar Equipo y la Territorial así lo certifique.
2.3.- Cada Club o Agrupación podrá adoptar la denominación que libremente elija , siendo este nombre el que figurará en sus Estatutos, no pudiendo ningún Club o Agrupación adoptar denominación igual a la de otro ya existente.
2.4.- Se llevará por parte de la Federación Territorial de la Lucha Un registro de Clubes o Agrupaciones.
2.5.- Para modificar su denominación un Club, deberá atenerse a lo establecido en sus Estatutos.
2.6.- El Club o Agrupación puede estar constituidos por varios Equipos.
2.7.- Los derechos de los Clubes o Agrupaciones serán fundamentalmente los siguientes :
a) Participar en la elección y gestión de su Delegación Provincial y Federación Territorial de Lucha, de acuerdo con lo establecido en el punto seguido.
b) A estar representados en la Asamblea General de la Federación Territorial de Lucha y participar en las elecciones correspondientes a los Órganos Directivos de la misma.
c) A participar en Competiciones Provinciales y Regionales previamente establecidas en el calendario oficial.
d) Concertar Competiciones Amistosas con otros Clubes en fechas compatibles con las señaladas para las Competiciones Oficiales con la previa autorización de la Delegación correspondiente.
e) Participación del régimen económico general que anualmente establece la Federación Territorial para los Clubes o Agrupaciones, en la medida que determinen las correspondientes normas.
f) Recibir de la Federación Territorial de Lucha y de su Delegación Provincial protección y defensa de sus intereses deportivos.
g) Todo aquellos que la Federación Territorial de Lucha establezca en cada caso.
2.8.- Las obligaciones de los Clubes o Agrupaciones serán fundamentalmente las siguientes :
a) Cumplir con el Estatuto, Reglamento y Normas de la Federación Territorial de Lucha, de su Delegación y las suyas propias.
b) Someterse a la autoridad de los Órganos Deportivos de los que dependa
c) Contestar puntualmente las comunicaciones que reciban y asistir a cuantas reuniones se les cite.
d) Abonar las sanciones económicas impuestas por la Federación o Delegación y si estas no se cumplen, perder los derechos totales o parciales a los que pudieran tener derecho.
e) Dar a conocer el Reglamento, Normas y cuantas disposiciones emitan los Órganos Deportivos Superiores.
Reconocer a todos los efectos las credenciales extendidas por la Federación Territorial de Lucha y la Delegación Provincial correspondiente.

 


3-ELTERRENO DE LUCHA

Articulo III
3.1.- El terreno de lucha podrá ser el tradicional, es decir, sobre césped, o bien sobre colchoneta u otro sistema tal que, igual que los anteriores, impida que cualquier contacto violento del Luchador contra el suelo podrá ser peligroso.
3.2.- Las dimensiones del terreno de lucha, serán las de un círculo de 15 metros de diámetro, para corros de categoría senior y juvenil y 12 metros como mínimo para corros de categoría infantil.
3.3.- La separación entre el público y el corro será por lo menos de 2 metros, no permitiéndose la permanencia de público en dicha zona.
3.4.- Será el arbitro quien revise el corro para ver si reúne las condiciones exigidas. Si estas condiciones no son las apropiadas y se puede subsanar, lo comunicara al Delegado del Corro para que éste tome las medidas oportunas par su acondicionamiento. Si las dificultades son insalvables, el arbitro suspenderá el corro.
3.5.- Bajo ningún aspecto se permitirá el desarrollo de lucha en terrenos que presenten peligro higiénico o físico para el luchador.

 

4-UNIFORME DEPORTIVO

Artículo IV
4.1.- Todo luchador irá provisto de pantalón corto de deporte y camiseta deportiva.
4.2.- Se permitirá la utilización de 2 camisetas o bien 1 faja y 1 camiseta, pero nunca ambas cosa a la vez.
4.3.- En la lucha por equipos , el color de la camiseta de cada uno de los equipos será único, para su perfecta identificación.
4.4.- El luchador actuará descalzo, permitiéndosele en los pies únicamente el uso de tobilleras y rodilleras flexibles. No se permitirá el uso de fajas duras que dificulten la acción del adversario.
4.5.- Queda prohibido el uso de objetos que puedan causar daño al contrario, ordenando el arbitro desprenderse de éstos antes de comenzar a competir.
Los luchadores deben cumplir las normas higiénico - sanitarias básicas, haciendo principal incidencia por su importancia en uñas de manos y pies.
4.6.- Los cinturones empleados en la lucha serán de cuero curtido de tres centímetros de anchura, retirándose de la misma todos aquellos que presenten una oscilación mayor o menor de medio centímetro, o hebillas que puedan ocasionar daño a juicio del árbitro.
4.7.- Los cinturones correspondientes a cualquier Competición Oficial, estarán en posesión del árbitro.


5-SISTEMA DE LUCHA Y CLASIFICACION DE LOS CORROS

Artículo V

5.1.- Los corros podrán ser promovidos por:

a) a) Federación de Lucha.

b) b) Delegación Provincial de Lucha.

c) c) Por los Clubes de Lucha.

d) d) Cuantas Entidades Oficiales o Privadas lo deseen.

5.2.- La organización de los corros correrá a cargo de la Federación Territorial de Lucha, de la Delegación Provincial de Lucha, de los Clubes o Agrupaciones debidamente autorizados por la Delegación correspondiente.

5.3.- Al principio de cada temporada y con antelación suficiente, la Delegación Provincial de Lucha recabará de las Entidades que tradicionalmente lo venían celebrando y de los Clubes de Lucha existentes, fechas en que éstos deseen hacer corro, programando, a la vista de los mismos, el calendario oficial de la temporada, al cual unirán cuantos Campeonatos o Competiciones deseen celebrar.

Este calendario de competición será hecho público, y toda Entidad que posteriormente desee la celebración de un corro, se ajustará a las fechas libres que hubiera en el mismo.

5.4.- Considerando que toda programación de más de dos corros en el mismo día es perjudicial para el desenvolvimiento de este deporte, no se concederán más de dos licencias para el mismo día por la tarde, mas una por la mañana en casos especiales, pudiendo autorizar en la misma fecha cuantos corros juveniles e infantiles se celebren, siempre que no tengan lugar en la misma localidad y a la misma hora.

5.5.- Los corros de aficionados podrán ser:

a) a) De taquilla.

b) b) De entrada libre.

5.6.- Los corros juveniles e infantiles no tendrán nunca carácter de corro de taquilla.

5.7.- Tanto unos como otros, incluido los corros juveniles e infantiles, necesitarán para su autorización previa de la Federación o Delegación en la que haga constar.

a) a) Lugar de competición.

b) b) Fecha.

c) c) Categoría del corro.

d) d) Derechos correspondientes a la Organización.

e) e) Premios y dietas.

f) f) Delegados del corro.

5.8.- Todos los corros que se celebren, bien sean de taquilla o de entrada libre, harán efectivo en el acto de la firma del contrato los derechos de organización y dietas.

5.9.- Los sistemas podrán ser de tres clases:

a) a) De libre inscripción.

b) b) De selección.

c) c) De equipos.

5.10.- Se denominan corros de libre inscripción, aquellos en que los luchadores participantes sean los que se presenten en el lugar de la competición con intención de luchar con el requisito de estar en posesión de la licencia vigente e inscribirse. Normas para el pesaje: Ligeros, media hora antes de comenzar el corro; Medios, en las semifinales de ligeros; Pesados, en las semifinales de medios.

5.11.- Se denominan corros de selección aquellos en que los luchadores participantes hayan sido previamente convocados por el organismo competente.

5.12.- Serán denominados corros de equipo, aquellos en que la participación en los mismos de luchadores pertenezcan al mismo club, a distintos clubes representantes de ciudades o comarcas, o bien selecciones de clubes comarcales, vecinales, etc.

 

6-COMPOSICIÓN DE EQUIPOS
Artículo VI
6.1.- Para este sistema de competición podrán arbitrarse las normas oportunas de acuerdo con los representantes de los diferentes clubes.

 

7-EL ARBITRO

Artículo VII
7.1.- En el aspecto técnico, el arbitro es la autoridad única e inapelable para dirigir los corros de lucha.
Su actuación será apelable ante en órgano competente de la Delegación.
7.2.- La autoridad del árbitro comienza en el momento de entrar en el recinto deportivo y no termina hasta que lo abandona, conservándolo por tanto durante los descansos, interrupciones y suspensiones.
7.3.- Corresponde al árbitro antes de las competiciones:
Inspeccionar el terreno de lucha para comprobar el marcaje de líneas y la existencia de las condiciones que, en general, tanto el terreno como sus instalaciones, deben reunir según lo establecido reglamentariamente, dando al Delegado de corro las instrucciones precisas para que subsane cualquier deficiencia que advierta y en caso de que no reúnan las condiciones exigidas, suspenderá la competición.
7.4.- Corresponde al árbitro en el transcurso de la competición:
a) a) Cuidar de la aplicación del reglamento y normas, siendo inapelables sus decisiones.
b) b) Tomar nota de las incidencias que se produzcan.
c) c) Amonestar o expulsar, según la importancia de la falta a todo luchador que observe conducta incorrecta o proceda de manera inconveniente.
7.5.- Corresponde al árbitro después de la competición:
a) a) Redactar de manera fiel, concisa y objetiva el acta de la competición.
b) b) Una vez terminada la competición, formalizar el acta y remitirla a la Delegación correspondiente en un plazo máximo de 48 horas después de la conclusión de esta.
c) c) Formular por separado, si lo cree conveniente, cuantos informes aclaratorios, ampliatorios o complementarios juzgue oportuno debiendo remitirlos en igual plazo de tiempo a la referida Delegación Provincial correspondiente.
7.6.- Los árbitros se colegiarán en un Colegio Provincial de árbitros dependiendo de la Delegación Provincial correspondiente, formándose uno a nivel regional donde están representados todos los Comités Provinciales y dependiendo de la Federación Territorial de Lucha.
7.7- El uniforme arbitral será el oficial, formado por un pantalón negro, camiseta verde y zapatilla deportiva.

 

8-EL ACTA DE COMPETICION


Artículo VIII
8.1.- El acta es el documento necesario para el conocimiento de los hechos habidos en una competición. El árbitro deberá hacer constar en ellas los siguientes datos:
a) a) Fecha, hora, lugar de competición y clase de la misma.
b) b) Resultado de la competición y nombre de los Delegación de corro y federativos, así como el suyo propio.
c) c) Amonestaciones o expulsiones que hubiera decretado, expresando claramente las causas, pero sin calificar los hechos.
d) d) Cualquier incidente ocurrido antes, durante y después de la competición y en los que hubieran intervenidos directivos, luchadores y personas afectadas a la organización.
e) e) Deficiencias advertidas en el terreno y sus instalaciones en relación con las condiciones que uno y otras deban reunir a tenor de lo dispuesto reglamentariamente.
f) f) Cualquier otra observación que considere oportuno hacer constar.
El acta será firmada por el Delegado federativo y el árbitro.

 

 

9-ORGANIZACIÓN TÉCNICA DEL CORRO


Artículo IX
9.1.- La organización nombrará como mínimo tres miembros que serán los encargados de formar la mesa que presidirá el corro.
El Delegado federativo lo nombrará el Presidente de la organización de entre los miembros de la misma.
9.2.- Le corresponde al Delegado federativo :
a) a) Ostentar la representación de la organización en todo el desarrollo del corro, teniendo la máxima autoridad deportiva sobre la organización y participantes.
b) b) Presenciar los sorteos de los luchadores.
c) c) Requerir el concurso de la fuerza pública en caso de que fuera necesario, por agresión al árbitro, a los luchadores, o bien, por manifiesto escándalo del público presente o por invasión del corro.
d) d) Recogerá al final del corro las actas del mismo debidamente firmadas.
9.3.- Le corresponde al locutor :
El anuncio del desarrollo de los combates, anuncio de emergencia, competiciones próximas y cuestiones de interés.
También efectuará el control y anotaciones correspondientes de los resultados de los combates.
9.4.- Le corresponde al pesador :
Efectuar los pesajes correspondientes, atendiéndose al tiempo y pesos reglamentados.
9.5.- El Delegado de corro será designado por los patrocinadores de la competición y puesto en conocimiento de la organización en el momento de la firma del correspondiente contrato.
9.6.- Será funciones del Delegado del corro :
a) a) Se pondrá a disposición del arbitro y Delegado federativo, media hora antes del inicio de la competición.
b) b) Subsanará o dará las ordenes oportunas para eliminar las anomalías que presente el terreno de lucha.
c) c) Estará a disposición del árbitro y Delegado federativo hasta que finalice la competición.

 

10-LICENCIAS

Artículo X
10.1.- Serán expedidas a través del órgano competente y se realizarán durante cualquier época del año.


11-DESARROLLO DE LOS COMBATES
Artículo XI
11.1.- Cada luchador tendrá la obligación de presentar la licencia del año en curso para hacer la inscripción.
11.2.- Habrá un sorteo previo que determinará el emparejamiento de los luchadores, no teniéndose en cuenta lazos familiares, vecinales, etc.
11.3.- Con vistas a que a la final concurran dos luchadores solamente, se realizará una eliminatoria previa para que participen en sucesivas eliminatorias 32, 16, 8 ó 4 luchadores.
11.4.- Un combate se inicia con la presencia de los contendientes ante el árbitro, en presencia del cual se saludarán.
11.5.- Los cinturones serán colocados por cada uno de los luchadores, de tal manera que erguido el luchador y colocado el cinturón por encima de las caderas, ya abrochado, deberá permitir el cómodo agarre del adversario con las manos.
11.6.- La hebilla se colocará en la zona abdominal central.
11.7.- Cuando algún luchador no estuviera de acuerdo con la forma en que su adversario ha hecho la colocación, lo comunicará al árbitro, el cual permitirá que, en su presencia, el citado luchador corrija la posición del cinturón de adversario, siendo el arbitro quien en última instancia y ante la desavenencia mutua por parte de los contendientes colocará definitivamente, y sin apelación posterior, los cinturones.
11.8.- Se hará un sorteo previo para determinar cual de las manos de cada uno de los adversarios cogerá por la parte posterior del cinturón ajeno. Este sorteo sólo se efectuará al inicio de cada combate. Si los dos estuvieran de acuerdo no se sorteará.
11.9.- Cada vez que el árbitro conceda puntuación o caída a uno de los luchadores, habrá cambio de mano en el agarre, si uno de ellos así lo desea.
11.10.- Los luchadores se agarrarán erguidos, partiendo de una postura en que el vientre de ambos contendientes se halle separado entre diez y quince centímetros y mano a media espalda.
11.11.- La iniciación del combate será dad por el árbitro haciendo sonar el silbato.
11.12.- Si en algún momento durante la lucha el árbitro quisiera para el combate, lo hará haciendo sonar el silbato de forma clara y contundente de tal forma que no admita dudas.
11.13.- En el curso del combate el árbitro adoptará una postura y situación tal, que le permita en todo instante ver tanto la posición total de los contendientes como la posición de las manos de cada uno de ellos.
11.14.- El árbitro hará sonar el silbato siempre que :
a) a) Se inicie el combate.
b) b) Se reanude el combate después de una parada
c) c) Los luchadores en el curso de una pelea se salgan del círculo marcado para el desarrollo de la misma.
d) d) Se produzca cualquier otra circunstancia anómala.
11.15.- En el momento que en el transcurso de una pelea, el árbitro haga sonar el silbato, deben los luchadores soltarse inmediatamente, poniendo fin a la misma y carecerá de valor cualquier resultado posterior.
11.16.- Los luchadores anunciados como preparados para competir, se acercarán a la mesa de la organización, ocuparán los lugares reservados para ellos, se prepararán y se colocarán el cinto que se les entregue para salir a competir una vez que haya finalizado la pareja anterior.
11.17.- La duración máxima de cada combate será de minuto y medio hasta cuartos de final, siendo el resto de los combates de tres minutos a reloj controlado de pitido a pitido arbitral.
11.18.- Si no hay ataque en 30 segundos se pitará pasividad.
11.19.- En el transcurso de un combate, no habrá descanso.
11.20.- En caso de mediar lesión en el transcurso de un combate, se paralizará el reloj.
11.21.- Transcurrido el tiempo a que hace referencia el artículo 11.17 y no habiéndose producido la victoria de ninguno de los contendientes, se procederá de la siguiente manera :
a) a) Se clasificara para la siguiente eliminatoria o alcanzará la clasificación correspondiente, el luchador que lleve ventaja.
b) b) En caso se empate, se clasificará el primero que puntúe. Si el empate fuese a ce

 

12-CAIDAS Y PUNTUACIONES
Artículo XII
12.1.- En Lucha Leonesa se conseguirá puntuar siempre que el luchador ponga sobre el suelo a su contrario.
12.2.- Los tipos de puntuación que un luchador puede obtener son :
a) a) Caída entera o su equivalencia de dos puntos.
b) b) Media caída o un punto.
12.3.- Un luchador será derrotado cuando su adversario totalice contra el un total de dos caídas o cuatro puntos.
12.4.- Se producirá una caída entera cuando el luchador que la sufra haga contacto en el suelo con su espalda, entendiendo por espalda desde la región glútea hasta la última vértebra cervical.
12.5.- Se considerará caída entera el apoyo en tierra del hombro por su parte posterior.
12.6.- Será considerada media caída :
a) a) La caída a tierra por parte de uno de los luchadores haciendo contacto en la misma con el vientre.
b) b) El soltarse sin previo consentimiento del árbitro. En el caso de que no hubiese ataque, se parará el combate penalizando media caída al luchador que se soltó ; pero si están en combate y no se aprecia lesión se continuará aplicando la ley de la ventaja.
c) c) El tomar contacto con la tierra en plena caída con la parte transversal del hombro, con el brazo o con la mano, siempre que a este contacto inicial no siga un inmediato contacto de la espalda contra el suelo.
Si el árbitro no pudiera determinar con precisión de quien de los luchadores había partido el ataque, o si este hubiese partido de los dos al mismo tiempo, anulará la caída no dando puntuación a ninguno de los dos.

 


13-FALTAS Y SANCIONES
Artículo XIII
13.1.- Sobre las faltas y sanciones se ceñirá a lo que disponga el Reglamento Disciplinario

JLC